Home » Uncategorized » Las Artámilas de Ana María Matute

no-image-available

Autor: Ana María Matute

Formato: ePub + PDF

Sinopsis: En Artámila invierno siempre parece ser, incluso cuando el sol brilla, los niños no tienen juguetes y los adultos se arrastran cansancio cansado. La tierra ingrata y el mal tiempo han conspirado para crear una raza de seres huraños y soñar heridos si tienen la fuerza de soñar, de huir lejos de sus montañas infestadas de lobos, sus minas persistentes, granjas y sus campos miserables trabajar, sus cuarteles sombríos. Uno de los que los obtengo, Dingo, regresa en “Fiesta del noroeste” a su pueblo natal al titiritero, pero el proceso para conseguirlo, aplastó el camión con el hijo de un pastor. A partir de ahí, el espíritu maligno de Artámila ritmo desatada, los habitantes, en especial Dingo, el hijo del guardabosques que, “como el agua de la fuente” cumplió su deseo de escapar y John Medinao una tormenta de la vida, el pasado y el presente, la Maestro de Artámila Baja, un intolerante, Chief Petty y débiles, las víctimas de un doble amor-odio que para el Dingo, el único amigo de su infancia que lo siente dejó sin previo aviso y Paul Zácaro, su hermano bastardo, nada, excepto el tiene el amor incondicional de todo, un sentido innato de la libertad y una salud moral y física inexpugnable. Una obra maestra, por primera vez en 1953, cuando los látigos restallan liberados de su condena (“El látigo Dingo dijo secamente,” que es, por cierto, un endecasílabo perfecto), un ritmo vertiginoso poética que nos sumerge en la Marcos posguerra España rural opresiva e injusta. Las otras historias de este número, serie completa con una entrevista jugosa con el autor, también en Artámila, los niños de la estrella, fontaneros, mineros, las personas mayores y otros en busca de un partido que los recibe, sin que en absoluto, la La mayoría son a menudo arrojados en la muerte o piedras del lugar. “No hacer nada” Entre lo más destacado de una de las mejores historias de la literatura española de todos los tiempos es también una alegoría memorable del alma humana y un argumento en contra de nuestro modelo de civilización.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *